Recientemente, una estudiante de Serbia vino a nuestra universidad para una pasantía.

Kristina Matiyashevich es una persona muy extraordinaria e interesante. Toda su vida está relacionada con el aprendizaje de la lengua y literatura rusa. Los años escolares Christina y su familia pasaron en Rumania por deber de su padre. La niña recibió una educación secundaria en una escuela rusa de la Embajada de Rusia en Rumania, donde se sentaron las bases del conocimiento del ruso. Para la niña, el ruso era cercano a su lengua serbia materna, y en el proceso de aprendizaje se hizo verdaderamente amada. Después de graduarse de la escuela, Christina ingresó a la Universidad Paneuropea «Apeiron», ubicada en la ciudad de Banja Luka, en la facultad «Lengua y Literatura Rusa», donde estudió durante cuatro años. Ahora la estudiante está haciendo las practicas en la Universidad Estatal de la Region de Moscú en el programa de intercambio y está escribiendo el diploma «El tema de un hombre pequeño en las obras de escritores realistas rusos de la primera mitad del siglo XIX».
Estando en Moscú desde mediados de febrero, la estudiante serbia ya ha visitado los principales atracciones de nuestra ciudad: la Plaza Roja, el Kremlin, la Galería Tretiakov, el Kremlin Izmailovo, el Museo Histórico, el Museo de Cosmonáutica.
Fascinada por la literatura y la poesía rusa, Christina incluyó en su programa de excursiones la casa-museo de Marina Tsvetaeva y la V.V. Mayakovsky. Con la creatividad de estos grandes poetas rusos, la estudiante se conoció en la Universidad de Apeiron. Los escritores y poetas favoritos son F.M. Dostoievsky, A.S. Pushkin, N.V. Gogol y S. Yesenin. A Christina le encantan los romances y las canciones, puestas en poemas de A.S. Pushkin y S.A. Yesenin. Así  en uno de los exámenes en la universidad «Apeyron» Christina cantó un romance basado en poema de A.S. Pushkin «Te amo». Como todos los miembros de la familia, Christina quiere dedicarse al servicio militar y ser profesora de lengua y literatura rusa en el ejército.


La estudiante serbia llevará consigo sobre MGOU los más cálidos recuerdos: sobre maestros calificados y experimentados; actitud sensible y amable del personal del departamento de estudiantes internacionales; la hospitalidad y la comodidad de la Universidad.